indigo y cristal

Los niños/as índigo y cristal

Indigo y cristal son niños/as con capacidades extrasensoriales, George Kühlewind (2001) profesor de química y física en Budapest escribió: “Hace 20 años nacen niños y niñas que en su ser y en su comportamiento se apartan de aquellos a los que estábamos acostumbrados padres y pedagogos”.

 

Se oye hablar de niñas y niños que traen una gran madurez descontentos con el mundo de los adultos y con un poderoso impulso espiritual y otras sensibilidades. Con talentos innatos excepcionales de mayor percepción y seguridad en comparación a las generaciones anteriores de los 80. Esta mayor percepción de los índigo y cristal se aprecia tanto en ámbitos fisiológicos como afectivos, éticos, conductuales, cognitivos, sociales, psíquicos y espirituales. Desde bebés los pediatras comentan que tienen un metabolismo diferente e incluso procesos inmunológicos nuevos. El nivel de alerta y el importante contacto visual que ya establecen solo nacer es distinto con respecto a los bebes de antes.

China registró desde 1970 un aumento de niños y niñas con tendencias psíquicas muy marcadas relatadas en la obra de Paul Dong y Thomas Raffill. Fueron confirmadas también por el presidente del Instituto de creática (tecnologías para el desarrollo humano) en Venezuela, el Dr. Natalio Domínguez Rivera:  “Fueron apareciendo casos de niños extraños en China, Rumania y Estados Unidos. Las universidades del mundo se empezaron a preocupar por el problema…” Hoy los conocemos como índigo y cristal.

«Niños/as que estaban apareciendo con una personalidad muy definida sin posibilidad de diagnóstico porque cada uno/a era diferente. No se podía aplicar el clásico CI (Coeficiente Intelectual) y no porque fueran más inteligentes, sino porque presentaban muchas excepciones juntas en la historia de la psicología.

Así pues, durante 7 años se trabajó aislando primero el problema y buscando después una forma de aliviar la situación de estos niños índigo y cristal. Precoces, como los denominábamos. El equipo empezó a sospechar en un principio que eran niños excepcionales que en la lotería de la naturaleza habían sido premiados. Nos resistíamos a aceptar su normalidad. Buscábamos clínicamente síntomas y detalles de anormalidad. Hoy estamos convencidos de que es a éstos a quienes hay que mirar y de quienes hay que esperar, porque son los que van a configurar las sociedades del futuro para un mundo más humano.» (Citado por la Fundación INDI-GO, 2004:122)

Niños super psíquicos con sorprendentes características, como por ejemplo:

  • Un agudo nivel de empatía
  • Captación del pensamiento ajeno
  • Lectura de una página de un libro cerrado
  • Alteración del movimiento de una pelota en el aire con la energía proyectada
  • Una madurez hasta entonces inconcebible para los cánones normales de la evolución psíquica.

 

Dones innatos debidos a una inteligencia emocional supra-desarrollada como describe el autor Daniel Goleman. Ello proporciona a los índigo y cristal entre muchas otras cosas: mayor velocidad de entendimiento, facultad para actuar de inmediato, sensación de certeza y asimilación holística de los conocimientos.

¿Un nuevo ser está emergiendo? Obviamente eran previsibles estos cambios en las generaciones venideras por el alto nivel de estímulos, incluso en el período pre-natal, además del bombardeo de los medios de comunicación y las tecnologías en los hogares. Pero parece que no solo sucede en el “primer mundo”.

 

Sea como sea estamos frente a una generación de naturaleza precoz, madura, extremadamente sensible y empática, auto realizada y autodidacta a la vez que espiritual y pragmática.  Que para rematar traen talentos psíquicos también llamados parapsíquicos. Como por ejemplo: capacidades innatas de clarividencia, telepatía, precognición y otras facultades extra sensoriales. En menor grado telekinesia. Junto con pautas de aprendizaje diversificadas incluyendo las nueve inteligencias, descritas por los doctores Gardner y Armstrong.

¿Creen que estos niños índigo y cristal tienen un buen perfil escolar? La mayoría de la veces no y no solo eso, sus características son erróneamente confundidas con Desórdenes de Déficit de Atención e Hiperactividad. Muy a menudo los etiquetamos como niños con problemas que presentan supuestas dificultades de aprendizaje.

 

Las necesidades a nivel educativo de cualquier niño tanto de ayer como de hoy,  son cubiertas realmente cuando les damos la oportunidad de experimentar una educación autodidacta con responsabilidades asumidas. Independencia y poder de decisión además de por supuesto el trabajo de investigaciones propias. Un entorno emocionalmente estable con mucho afecto. Creatividad, flexibilidad, arte y exploración. Movimiento y actividades lúdicas. Promovamos una educación activa y productiva conectada a la realidad de nuestras comunidades y a la naturaleza. Lo necesitamos todos/as más que nunca.

 

Si deseas saber más sobre la naturaleza humana,  en el módulo dos del curso las llaves maestras encontrarás respuestas.

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario