cincuenta seminarios

Los primeros cincuenta seminarios

Gracias al camino hecho durante estos cincuenta seminarios he sabido lo que es ser nómada. No he pasado más de 15 días seguidos durmiendo en la misma cama desde ya hará dos años enteros. La primera mitad de esta etapa, entre semana trabajaba como guía y llegado el fin de semana me convertía en “transportista – asistente” de seminarios de fin de semana completos introduciendo el método de la pedagogía científica. Haciendo km sobre ruedas me encontraba en distintas ciudades con Cristina Sanz asistiéndola en todo lo que pude. Fue un gran aprendizaje a todos los niveles. Una gran oportunidad para empatizar también con la cantidad de trabajadores que hay dentro del sector de la hostelería y del transporte. Ante todo como no, con la profesión del camionero. Muuuuuuchas horas de silencio y propia compañía en la eterna serpiente de asfalto llevando estos libros, dossiers y materiales desde Figueres a cualquier ciudad de España.

 

Durante este tiempo he podido ver cara a cara las demandas y las diferencias de las distintas maestras, madres, psicólogas, pedagogas, educadoras sociales, pediatras y terapeutas (entre otras muchas profesionales) de: Madrid (dos veces), Zaragoza (x4), Gijón, Valladolid, Bilbao (x2), San Sebastián (x2), Barcelona (x2), Valencia (x2), Alicante (x2), Albacete, Cuenca, Pamplona, Logroño, Vitoria (x2), Sevilla (x2), Granada, Córdoba, Coruña, Vigo, Santander, Burgos, Terrassa, Oviedo, Castellón de la plana, Tarragona, Málaga, Huelva, Elche, Mallorca, Palmas de Gran Canaria y Tenerife. El 99% de la asistencia ha sido femenina.

Este año las condiciones han mejorado (se acabaron las gasolineras y los peajes) también la posibilidad de ser la responsable en llevar a cabo los seminarios con IMI (Internacional Montessori Institute) y poder compartir más de cerca mi amor por el cambio. Noemí Campos ha sido mi mano derecha esta segunda temporada de los cincuenta seminarios en total. Es maravilloso poder compartir tanto aprendizaje y corazón juntas. Habiendo llevado sus zapatos antes y poniéndome en la piel de Cristina ahora.

Es un trabajo que nutre y a la vez oxida. Empezaré por lo malo (que ya está más que reescrito en este blog), pero si es la primera vez que te has perdido por aquí, esto es lo que vamos repitiendo: existe mucha ansiedad a canalizar e incluso desesperación con lo que se enfrentan maestras de todas las etapas y escuelas. Se quejan de falta de ambientes, estrategias, herramientas y recursos, metodología, sueldos bajos y una formación escasa con lo que hoy ya se conoce teniendo que recurrir a la formación privada. Falta de personal, falta de flexibilidad y para no hacerlo eterno .. Falta una mirada correcta hacia el niño y lo que significa la escuela para todo el resto de la ciudadanía y el futuro del planeta.

LO POSITIVO ES QUE HE PODIDO COMPROBAR QUE ESTO ES IMPARABLE. Gracias a estos cincuenta seminarios duermo más tranquila y sonrío más. La consciencia está más que despierta y ya no importa la cartera. El sentido común ya se escucha y es aplicado por muchas personas individualmente.

El bienestar social como resultado de una calidad de vida será la esperanza para nuestra madre naturaleza. La unión, la colaboración y el intercambio de información para una crianza respetuosa y una educación consciente entre muchos otros enormes retos van cogiendo protagonismo. Todos los sectores tienen otras ramas brotando hacia variables más íntegras. La conocida y brillante economía del bien común del austríaco Christian Felber, lo describe en su máximo esplendor. El significado y sinónimos de desarrollo están cambiando.

 

La primera Conferencia Internacional sobre la promoción de la salud, reunida en Ottawa el 21 de noviembre de 1986, emitió una carta dirigida a la consecución del objetivo “Salud para todos en el año 2000”. Entre otras cosas, nos decía las siguientes:

  • “ La salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.
  • “Las necesidades fundamentales: afectivas, sanitarias, nutricionales, sociales y culturales deben estar cubiertas”.
  • “Las condiciones y requisitos para la salud son: paz, educación, vivienda, alimentación, renta, un ecosistema estable, justicia social y equidad”.

 

En un “no muy lejano futuro” (si evolucionamos antes que muramos), existirá el llamado Partido Político de los Niños del que ya habló la Drª María Montessori. Maestras y maestros, psiquiatras, psicólogas, pediatras, educadoras sociales, pedagogas..etc. Trabajaremos más unidas para la posible salud y calidad de vida en la infancia. El mundo está lleno de buena gente. Apagar la tv es una gran inversión para el progreso.

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario