mas movimiento

Más movimiento

¿Cuál es la herramienta imprescindible que ha permitido la supervivencia? Los 5 billones de años de evolución han sido marcados por la adquisición de más movimiento.Hoy más que nunca vemos deportistas de élite haciendo lo inimaginable antiguamente. ¿Es buena tanta tecnología durante la infancia o no es suficiente?

Abandonamos el útero materno antes de estar completamente listos para afrontar la vida. Por voluntad propia solo controlamos la boca y la garganta para tragar y llorar. Por consiguiente, llegamos con las mínimas capacidades físicas y por ello se denomina a los primeros 9 meses el período simbiótico o la gestación externa. Así pues, aunque las células nerviosas estén en su lugar, la red de fibras que las une con los músculos aún no han sido cubiertas. La mielina es la capa de grasa responsable de la transmisión de impulsos eléctricos que van desde las células nerviosas a los músculos sin dispersarse. Parecido a la funda que necesitan los cables eléctricos para así funcionar. El proceso de mielinización se completa al 100% al año de vida. Es el movimiento coordinado, el movimiento deseado a través del cual una persona realiza una idea.

Por lo tanto, cualquier obstrucción al movimiento libre especialmente durante el primer año, puede tener serias consecuencias psicológicas.

¡Desde el nacimiento hasta los dos años el cerebro triplica su tamaño!  Los estímulos o la falta de ellos serán lo que determinarán el desarrollo de nuestro órgano principal que seguirá creciendo hasta los 21.

En esta era tecnológica, la edad promedia en la que los niños empiezan a ver la TV es a los 9 meses. ¿Es buena la tecnología durante la infancia o hace falta más movimiento? Es sabido que el uso excesivo y prolongado durante el crecimiento nos perjudica física y mentalmente. La sobre estimulación hace que no logren procesar la información a la misma velocidad que la reciben. Por o tanto, eso afecta a sus capacidades de retener la información, es decir a la memoria.

 

Algunos problemas comunes cuando no se toman las medidas de control o regulación son:

  • Físicos: Afecta a la calidad de sueño no solo por contenido. También por las ondas electromagnéticas y las emisiones de radiofrecuencia. Además de calambres, contracturas, irritación de la vista, deficiencia ocular y problemas de agilidad y peso. Beneficia al sedentarismo que es la causa principal de la obesidad mundialmente.
  • Mentales: Déficit de atención y función ejecutiva. Retrasos cognitivos y aprendizaje disociado, mayor impulsividad, menor capacidad de autocontrol. Además por imitación generan actitudes agresivas y violentas. También se da más depresión infantil.

 

Es entre los 8 y los 11 años de edad que se encuentran más vulnerables a esta probable adicción que supondrá un distanciamiento de su entorno social. Necesitamos más movimiento físico y social puesto que el poco desarrollo de las habilidades sociales le impedirán afrontar afrontar con éxito las situaciones diversas.

 

Indiscutiblemente la tecnología ha mejorado la calidad de vida, el libre acceso a la información más diversa y mucho más. Pero no nos engañemos, no mejora la calidad de la educación. Un ordenador no es una escuela.

 

El surgimiento y la propuesta de políticas educativas destinadas a la incorporación de las TIC en el ámbito escolar fue un proyecto impulsado por la OCDE (Organización para la cooperación y el desarrollo Económicos). Este surgió inicialmente en países desarrollados como U.S.A, Japón, Corea del Sur y otros de Europa con el nombre de Programa Escuela 2.0 vigente durante el período 2009-2012. Paralelamente impulsado por el MIT (Massachusetts Institute of Tecnology) se promovió el proyecto de OLPC (One laptop per Child, 2011) destinado a dar ordenadores baratos a cada estudiante en países en vía de desarrollo. La experiencia más conocida es la de Uruguay con el Plan Ceibal pues lograron que cada alumno de todas las etapas y cursos dispusieran de un ordenador portátil.

El programa “educat 1×1” que se dio en Cataluña, fue impulsado por el gobierno de Zapatero. De acuerdo con el gobierno catalán a inicios del curso 2010-2011, hubo una inversión de 14.821.000 € en la compra de ordenadores Toshiba junto con las licencias digitales (2.964.390 €).

A pesar de que ya no esté vigente las políticas TIC actuales apuntan a:

  • La incorporación de las pizarras digitales en todas las aulas
  • Dotación de tabletas en vez de mini portátiles
  • Políticas de substitución de libros de papel por plataformas de libros digitales
  • Creación de portales de recursos en la nube

 

 Teniendo en cuenta que probablemente pasarán la mayor parte de sus vidas delante de pantallas. ¿No seria mejor invertir en la infraestructura escolar? ¿En la formación del profesorado, la investigación y/o la contratación de mas profesionales por aula?

 

Si priorizamos el desarrollo económico antes que el humano, está claro que este texto debe parecer absurdo.

No hay comentarios

Publicar un comentario